Coaching adolescentes



Accede a nuestro módulo especial para adolescentes




CONTACTO

info@playcoaching.es

Móvil: 656 33 53 18

Motivaciones

A continuación te describo para que hago coaching y las motivaciones que me ayudan.

En el proceso de coaching la persona que lo realiza se enfrenta a sí misma. Habla y se escucha a si misma, hablando de sus valores, opiniones, creencias, experiencias, emociones y expectativas.

Y aunque no existe la magia durante el proceso, como por un encanto mágico, durante el proceso ya no sólo habla y se escucha. Piensa y dialoga de si misma, con sigo misma y para si misma. Se transforma. Y se transforma SIEMPRE, a mejor.

Durante el proceso va abandonando actitudes que le producían dolor, tristeza, desencanto, pereza para intentar el cambio necesario, valor emotivo para querer lo que realmente se quiere.

En el proceso se toman decisiones sobre uno mismo. Y se ejecutan las acciones, dejando a un lado los miedos, y el comportamiento que nos predispone a culpar a los demás.

Al final del proceso, cada cual en el suyo, aparece la seguridad, la libertad, la conciencia, la responsabilidad de uno mismo, la esencia del verdadero ser humano que cada cual es, de forma, espacio y tiempo único.

Tras el proceso de coaching cada persona ha aprendido mucho más de si misma. La sonrisa es como la de los niños de siete años cuando aprenden.

Sólo con ver la sonrisa y las risas de mis clientes al avanzar su proceso y oirles decir que han aprendido cosas "olvidadas", que han aprendido "herramientas" de gestión emocional y que se sienten mucho mejor que al principio del proceso, yo siento y entiendo para que hago coaching.

Hago coaching para ayudar a otra persona a ser uno mismo y sentirse feliz, responsable de su vida y sonriente.